Respuesta de la Asamblea de Estudiantes Anti-Bolonia de Cádiz a la columna de opinión de Ana Sofía Pérez Bustamante publicada el 16 de marzo de 2009 en el Diario de Cádiz.onia

<!– @page { size: 21cm 29.7cm; margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

[“Quién entre aquí, que pierda toda esperanza”. Esta es la Universidad que dibuja Bolonia y que defiende Ana Sofia, esta es la Universidad a la que nos oponemos. Porque, además de ir a clases, trabajar, volver a ir a clases, volver a trabajar y cuidar de nuestras abuelas enfermas, exigimos un espacio para la vida pública].

Artículos de opinión como el de Ana Sofía Pérez Bustamante, publicado el 16 de marzo de 2009 en el Diario de Cádiz, lejos de facilitar el debate público aportando argumentos con contenido, buscan despolitizar el conflicto recurriendo a la descalificación personal y al tópico fácil y recurrente que asimila al estudiante con inquietudes políticas y sociales a un vago que toca el “bongó”.

No tenemos claro qué sentimientos pueden mover a la autora de esa columna a escribir esas líneas. Puede que sea el desencanto por alguna revolución que intentó y que no alcanzó ni ver de lejos; puede que resignación, u odio hacia todo lo que suponga una amenaza para el status quo; o puede que simple y llana chabacanería, como diría Ortega.

Frente a esta chabacanería nosotros oponemos el “estar en forma”. Es decir, estar diligentes, atentos, que nada nos sea indiferente. Y esto es lo que parece que pone nerviosa a esa gente que desde sus tribunas llama a la desmovilización, a aceptar las desigualdades como si de algo natural o divino se tratase.

Reclamamos con nuestra protesta, además de la paralización del llamado “Plan Bolonia”, recuperar el espacio público. Y esto no porque esperemos que bajen del cielo a ungir a los justos, ni siquiera esperamos comer perdices. Reclamamos un espacio abierto, y no sacralizado como eso que llaman “libre mercado”; reclamamos un espacio libre de dogmas (“Bolonia es bueno”, “Bolonia es modernidad”).

Los argumentos de Ana Sofía recuerdan a los del señorito andaluz o a los del delegado del sindicato vertical franquista que a las huelgas de los obreros respondía con insultos y llamadas a la aplicación de la ley de vagos y maleantes. Incluso nos resulta sorprendente (e indecente) que una profesora de Universidad recurra a argumentos biologicistas (“selección natural”) del s. XIX para defender el despido libre, la elitización de la Universidad, y, en definitiva, el clasismo más rancio.

No sabemos dónde estaremos dentro de unos años, pero por ahora seguimos luchando para que la sociedad que defiende Ana Sofía (con improperios tras los cuales suponemos debe haber algún argumento), pronto sea parte de la Historia.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • INFORMACIÓN

    Hemos dejado en la Copistería de la Facultad de Filosofía y Letras de Cádiz a disposición de todo el mundo una carpeta con varios textos sobre el "Plan Bolonia" y la reforma de la Universidad. ¡Ya no hay excusas para decir "es que no tenemos información"!